Skip to main
Service Solutions

Mamadou sobre su carrera en Bosch y un nuevo comienzo en Filipinas

Entrevista con Mamadou, Jefe de Bosch Service Solutions Filipinas

Mamadou frente a un mural, mira a la cámara

En 2008 y siendo aún estudiante, Mamadou comenzó en el servicio de atención al cliente para la resolución de incidencias en SO, en Magdeburgo (Alemania). En el transcurso de 3 años pasó a ser director de operaciones y en 2013 asumió el mismo puesto en el equipo de una aerolínea alemana líder, donde más tarde fue director de operaciones a nivel internacional y, por último, director de la cuenta a nivel global. Desde febrero de este año, Mamadou ostenta el cargo de director de la sede en Manila (Filipinas).

Compártelo en:

¿Cómo fue el comienzo en Manila para ti y para tu familia?

La verdad es que fue toda una experiencia. Un país nuevo, otra cultura y la nueva responsabilidad como director de la sede. Me alegré mucho por el nuevo puesto y de conocer Manila. La bienvenida fue muy buena. Claro que la adaptación no se produce de la noche a la mañana, además de que las restricciones actuales derivadas del coronavirus suponen enfrentarse a grandes retos. Pero me gustan los retos.

¿Hay diferencias culturales?

Sí, claro que hay diferencias. Por ejemplo, en la comunicación. En Magdeburgolos colaboradores me daban su opinión directa incluso en forma de crítica. En Manila la mayoría de los colaboradores son muy reservados. Intento convencerles de que los comentarios constructivos ayudan a mejorar nuestra empresa. Hay un aspecto que me gusta mucho y es el sentimiento de equipo que hay entre los colaboradores. Personalmente me motiva mucho.

"Hay un aspecto que me gusta mucho y es el sentimiento de equipo que hay entre los colaboradores.".

¿Tuviste que pensártelo mucho cuando recibiste la oferta de ir a Manila?

La verdad es que no, porque desde hace años he ido orientando mi carrera con el objetivo de lograr un puesto de director de sede. El cambio a otra ciudad o a otro país no supone para mí ningún problema. De niño me mudaba con mi familia con mucha frecuencia y ya he vivido cuatro años en Mali. Es cierto que para mi esposa la decisión fue algo más difícil y lo hablamos mucho. Para mí es muy importante que mi familia también se encuentre a gusto en Manila.

¿Cuál es la clave para una carrera tan exitosa como la tuya?

Pasión y amor propio. Mis conocimientos de inglés y francés también hansido de mucha ayuda. Sin olvidar el factor de la suerte, claro. También me ha ayudado mucho que he aprendido a trabajar en nuestra empresa desde lo más básico y he podido ir creciendo en ella paso a paso. También es importante soñar a lo grande, pero siempre con una buena dosis de realismo. Al principio de mi carrera me había fijado lograr ciertos puestos para los que quedó claro que no estaba preparado en ese momento. Por ello, es importante tener paciencia y seguir con constancia la ruta que uno se haya marcado, incluso cuando no siempre transcurra como se desea.

¿Cómo habéis afrontado en Manila el repentino confinamiento por el coronavirus?

Al principio no cabe duda de que fue un shock. En el transcurso de pocos días la capital estaba en estado de alarma absoluto. La situación era nueva para todos y yo acababa de incorporarme a mi puesto de director de la sede. Tuvimos que acostumbrarnos juntos a las nuevas circunstancias y, gracias a ello, también hemos ido creciendo juntos de forma rápida. Cada uno de los colaboradores ha dado lo mejor de sí mismo de manera excepcional. Hubo un momento en que incluso ellos mismos se llevaron los monitores a casa en la bicicleta para poder trabajar desde allí.

¿Qué cambios a largo plazo pueden producirse a partir de esta crisis?

Imagino que en el futuro tendremos modelos de trabajo más flexibles. En esta crisis les hemos demostrado a nuestros clientes que reaccionamos con rapidez y que con el trabajo desde casa hemos sido capaces de ofrecer el rendimiento habitual. Graciasa ello, ha aumentado considerablemente la aceptación de nuevos modelos de trabajo. Los mayores aspectos positivos de trabajar desde el escritorio de casa son la organización flexible y el ahorro del tiempo para los colaboradores. Me alegro de ello,sobre todo,por aquellos que tienen un trayecto largo para llegar al trabajo, incluso a veces de 2 horas. Hace ya doce años que estás en SO.

¿Qué te gusta de la empresa?

Aprecio mucho que fuera posible llevar a cabo un recorrido profesional algo atípico. Empecécomo estudiante y enseguida me di cuenta de que disfruto mucho del trabajo y de que aquí podía seguir desarrollándome. Ahora he llegado a ser director de sede y estoy muy orgulloso de ello. Y todo ello incluso sin haber acabado mis estudios. También me gusta que SO sea parte del GrupoBosch, ya que eso proporciona seguridad y estabilidad. Al mismo tiempo, los que trabajamos en SO tenemos una actitud ágil y flexible en el trabajo y esa combinación me fascina, es nuestra clave del éxito.

¿Cuáles son tus objetivos en Manila?

Nos gustaría seguir creciendo con éxito y rentabilidad. Para lograrlo, queremos fijar nuestra posición en la red de SO como principal centro de servicios de habla inglesa y seguir desarrollando nuestras capacidades en el área de diseño de servicios y automatización. En los próximos meses desarrollaré junto al equipo una estrategia para lograrlo.

¿Qué haces en tu tiempo libre?

Antes jugaba mucho a deportes de equipo, sobre todo al baloncesto y al fútbol. En la actualidad, desgraciadamente me falta tiempo para hacerlo. También me gusta tocar la guitarra o ir a pescar. Gracias a los viajes de negocios que hacía conozco Manila desde hace tiempo, ello me llevó a descubrir bonitos lagos en los alrededores que son ideales para ir a pescar.Para mí es el equilibrio ideal para combatir el estrés.

Llámanos

Teléfono

Escríbenos

¡Chatea con nosotros!